Acepta el dolor


1 Pedro 1:7

A finales de agosto me dio un virus tan fuerte que terminé postrada en una cama sin poder comer ni tomar agua porque aun esas cosas eran extremedamente dolorosas. Hay algunas cosas que pude ver con una perspectiva diferente cuando estaba ahí en la cama postrada tan inábil y tan débil que espero pueda traer ánimo a tu vida el día de hoy.

A veces estamos tan enamoradas de la idea de ver a Jesús como un rescatista, asi como la maquinita que saca monos de peluche, así nos imaginamos a Jesús en tiempos de dolor, que nos va a quitar y teletransportar a una situación mas agradable. Pero lo que no hemos entendido es que Jesús no anhela mas que nada que estar a nuestro lado cuando estamos sintiendo dolor. Lo que mas desea Él es poder estar con nosotros para poder animarnos, consolarnos, abrazarnos, porque si alguien entiende y ha sentido dolor, es Jesús. 

Es inevitable hacernos esta pregunta cuando pasamos un tiempo doloroso y es, “¿por qué?”

Sin dolor no sabemos que estamos enfermos. Es necesario sentir el dolor para saber que nuestro cuerpo no está funcionando al máximo, que está enfermo. Somos mamás, si no fuera porque una enfermedad nos tumba y detiene de hacer los quehaceres, o andar tras de nuestros pequeños todo el día, no nos detendríamos. Y esa es una manera en que nuestro cuerpo nos da la alerta de cuidarlo, porque sinó sintieramos este dolor, jamás tomaríamos el tiempo de ir a sanarlo. Y es igual con nuestro cuerpo interior, nuestro espíritu, te has estado sintiendo desanimada, frustrada, deprimida, y no entiendes el porqué. Pero no te has dado cuenta que asi como nuestro cuerpo físico da una alerta cuando está enfermo también nuestro espíritu nos está diciendo, “ey, estoy enfermo.” Y ahí es el momento perfecto para evaluar si estamos cuidando nuestro espíritu y con que lo estamos alimentando, porque así como necesitamos cuidar nuestro cuerpo físico, así también nuestro espíritu. 

También no te ha pasado que cuando te quiebras un hueso o por alguna razón no puedes usarlo el momento que lo puedes usar, ¿es como si fuera algo totalmente nuevo? Como si nunca te hubieras dado cuenta de que tenías un brazo, o una pierna, o que ya puedes saborear la comida. Como si creara una sensación tan grande, como si estallara algo dentro de tí. A veces es necesario pasar por dolor para poder darte cuenta o recordar que dentro de tí existía un don, o dentro de tí existía un sueño que ya ha sido olvidado. Hemos leído las biografías de personas exitosas que desde que pasaron en su vida un punto crítico de dolor, los impulsó a llegar al éxito donde están. Por ejemplo, Kylie Jenner. La super exitosa vendedora de cosmeticos. Cuando era una adolescente existía en ella una pasión por el maquillaje, pero no fue hasta que un chico que le gustaba mucho le dijera que tenía los labios muy pequeños y pensaba que no sabría besar que realmente estalló algo dentro de ella por los labiales. Esto causó una grande inseguridad en ella y dolor que se obsesionó por buscar labiales y delineadores del mismo color para poder pintar sus labios mas grandes sin que fuera obvio. Y ahora vende millones de labiales. Fue un punto crítico de dolor que la impulsó a un nivel mayor. A veces es necesario el dolor para impulsarnos a más.

Y por último, el dolor nos debilita. Y cuando somos débiles entonces Él es fuerte. Cuando somos tan inábiles, tan dependientes de alguien mas, es cuando Dios entonces puede llegar y llenarnos de Él. Entonces el dolor por mas que sea algo terrible, y algo que nunca va a ser placentero, podemos estar confiadas que en esos momentos de debilidad, entonces Él se va a glorificar. 

“En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara. Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte.”

‭‭2 Corintios‬ ‭12:8-10‬ ‭NTV‬‬

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s